lunes, 18 de agosto de 2014

La “d” eufónica en italiano: ad, ed, od


La d eufónica es un recurso fonético para evitar, en la lengua hablada y escrita, el encuentro de dos sonidos idénticos y consecutivos:

Serve a(d) alleviare il dolore.
Con spirito rigoroso e(d) equanime.
Ignorare il fatto o(d) ovviare al problema?

¿Cuándo se usa la d eufónica?
Con la preposición a > ad
Con la conjunción e > ed
Con la conjunción o> od

La presencia de la d no es casual: se trata de un elemento etimológicamente ligado tanto a la preposición a que en latín era AD, como a la conjunción e  que en latín era ET y a la conjunción o que deriva del latín AUT.

Años atrás la ausencia de la d eufónica era considerada un error grave, pero como las lenguas se mueven, las normas cambian. Bruno Migliorini, estudioso de la lengua italiana, ha sugerido que la d se utilice solo delante de vocales iguales: ad ammirare, ed erano. La Academia de la Crusca aconseja el mismo uso.

En síntesis

  • Usar la d eufónica solo con vocales iguales: ad aiutare, ed eccoli.

  • Evitar el uso de od.

  • No es un error usarla en locuciones como ad esempio y otras que ya forman parte del patrimonio lingüístico italiano: ad arte, ad onor del vero, etc.

  • Para evitar la cacofonía, no se debe usar delante de palabras que tienen una d en la primera sílaba: ed editori, ad andare.

  • No se debe usar delante de palabras extranjeras que comienzan con h: hardware, Hitler, Honda, etc.

  • No se coloca la d cuando después de la conjunción hay una coma: se ne andò e, essendo testardo, non si voltò a salutarmi.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario