martes, 5 de noviembre de 2013

La elisión en italiano: el apóstrofo



Cuando una palabra terminada en vocal átona (no acentuada) es seguida por una palabra que comienza con vocal, la vocal de la primera palabra se puede suprimir; este es el fenómeno de elisión.
 
En la lengua escrita la elisión se marca con el signo ortográfico llamado apóstrofo (’), el cual representa la vocal final suprimida y se puede presentar en los siguientes casos:

  • Con los artículos singulares lo, la, una y con las correspondientes preposiciones articuladas: l’uovo, dell’angolo, un’isola. La elisión es obligatoria con los artículos y las preposiciones articuladas masculinas (es incorrecto decir o escribir lo orso, uno albero, dello inglese); es preferible, aunque no obligatorio, con los artículos y las preposiciones articuladas femeninas: dell’immagine o della immagine, un’epoca o una epoca.

En plural, la elisión solo es posible con el artículo masculino plural gli delante de i: gl’italiani (aunque lo más común es gli italiani).

  • Con los singulares questo y questa, quello y quella: quest’uomo, quell’attore. Se debe evitar la elisión con los plurales: questi individui, no quest’individui.
  • Con la forma bello: bell’uomo.
  • Con santo y santa: sant’Antonio, sant’Agata.
  • Con ci delante del verbo essere: c’è, c’erano.
  • En algunas expresiones fijas como a quattro’occhi, tutt’altro, tutt’e due, d’accordo, senz’altro, mezz’ora.
 
Casos en los que no se realiza elisión

  • Ci se encuentra delante de una palabra que comienza con a, o, u, inclusive cuando están acompañadas por la h: ci ha detto, ci offrì da bere.
  • Da se elide solo en las siguientes expresiones: d’ora in poi, d’ora in avanti, d’altra parte.
  • No se eliden los pronombres le y li: li osserva.

  • No se eliden los artículos y las preposiciones articuladas que preceden palabras que inician con i semiconsonante: lo iodio, lo iugoslavo.
 

2 comentarios:

  1. De la nota deduzco que no se elide nunca la palabra "di" ¿verdad?
    Hecho en falta hablar de los pronombres directos singulares: l'ho, l'ha, l'avevo, etc.

    ResponderEliminar
  2. Acabo de encontrar "d'amore", luego "di" también se elide. Creo que Eleonora Castelli debería mejorar este artículo.

    ResponderEliminar